razones para no usas sosten

5 razones por las que deberías dejar de usar sostén

¿Estás pensando en dejar de usar sostén pero aún no terminas de convencerte? Entonces, echa un vistazo a las 5 razones de peso por las que deberías dejar de usar sostén, que compartimos contigo a continuación:

1. Mejor circulación

Primero, una pequeña explicación: por supuesto, que un sostén bien elegido no es una prenda dañina para tu salud. Sin embargo, se ha demostrado que más del 70 por ciento de las mujeres usan sujetadores que no se ajustan completamente a sus figuras. Cuando se compran en línea o en tiendas donde no se puede contar con el consejo de un braffler profesional, a menudo hacen más daño que bien a su cuerpo.

Uno de esos daños es la alteración circulatoria: si un sostén está demasiado ajustado, puede inhibir el flujo sanguíneo. Es por eso que nuestras bisabuelas se desmayaban muchas veces al usar corsés. Hoy en día, es poco probable que muchas mujeres experimenten efectos secundarios tan drásticos, como al usar un sostén demasiado ajustado, si bien, persistirá la falta de una correcta circulación.

Además, un sostén que no te queda bien también puede contribuir al dolor de espalda y promover el encorvamiento.

2. Busto más firme

«Si no usas sostén, tu busto perderá su firmeza» es uno de los mitos más populares. Sin embargo, esto es falso. Factores como la edad, la dieta, la masa muscular y el estado de la piel determinan la firmeza del busto. Entonces, si un sostén mejora la apariencia de los senos, es solo por un momento, ya que en realidad está enmascarando las imperfecciones.

Además, renunciar a un sostén puede tener un efecto positivo en la apariencia del busto. Algunos expertos dicen que los músculos sin el soporte de la ropa interior deben tensarse con más frecuencia y de mejor forma.

3. Se evitan irritaciones y problemas de la piel

Este es un tema que probablemente no necesite explicarse a ninguna mujer. Tirantes pegados al cuerpo, marcas rojas e irritaciones. Un sujetador, sobre todo cuando lo compramos por estética y no por comodidad, puede resultar molesto. Además, muchos fabricantes no prestan especial atención a las telas de las que están hechos sus productos (o terminan eligiendo las más baratas).

Además, las abrasiones se ven favorecidas por el calor, durante el cual el material se adhiere firmemente a la piel sudorosa. Especialmente en esos días, vale la pena considerar unas vacaciones del sostén.

4. Mejor higiene

Hablando de días calurosos, los sujetadores, cuyas copas a menudo se llenan con una esponja y la capa superior está hecha de materiales que repelen la humedad, no son las prendas más higiénicas que puedas imaginar. Favorecen la transpiración y, en consecuencia, crean un ambiente propicio para el desarrollo de diversos microorganismos. En casos extremos, usar un sostén ajustado durante mucho tiempo puede incluso provocar micosis en la piel.

5. Más libertad

Este puede ser el argumento más simple, pero el más poderoso. Sin sostén, no surgirán los mismos problemas sobre la ropa interior. Al renunciar a un sostén, no tienes que preocuparte por tirantes rebeldes o que se vean a través de la tela de tu blusa. Además, puedes usar vestidos con escote en la espalda o cortes profundos en los lados.

Renunciar a un sostén tiene un efecto positivo no solo en la forma general de algunos estilos, sino también en la psique. Los sexólogos afirman que al liberar el cuerpo, lo conocemos mejor y, por lo tanto, nos aceptamos y nos gustamos más fácilmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.